A few words with Diego Ro-K

Ecléctico, vanguardista y todo un artesano de la música electrónica. Este sábado en La Terrrazza tenemos el placer de dar la bienvenida a uno de los djs más reconocidos en la escena argentina, en pleno auge actualmente según sus propias palabras: Diego Ro-K, un Dj que va mucho más allá que lo que la palabra denomina. Todo ese extra se lo da su pasión por la música electrónica, por crear piezas auténticas, únicas y que hablen por su mismas. Con más de 30 años de trayectoria y habiéndolo visto todo en esta industria, el argentino está en un momento reflexivo en su carrera, cosa que se expone en esta entrevista que introduce la oportunidad que tendremos de verlo en directo en La Terrrazza antes de que acabe la temporada. Solo 5 noches, y Diego Ro-K es una de ellas. ¿Te lo vas a perder? Consigue tus entradas, aquí.

Eres toda una leyenda en Argentina (eso dicen mis amigos argentinos), pero para quien no te conozca, ¿quién es Diego Ro-K personal y profesionalmente?

(risas) Gracias. Los más amigos, seguro. Comencé como muchos, encargado de la música en fiestas de amigos influenciado por la música que traía mi hermana, que tenía varios amigos djs y le dejaban cassettes con música disco y funk a mediados y finales de los 70.

Así pasaron los años de búsqueda de sonidos de varios géneros desde punk, rokabilly, rock pop, new wave, dark industrial y en casa bossa nova y tango. Ya los maxis de música disco se convertían en los primeros discos de house, y luego en el catálogo industrial ya había algunas cosas ácidas de Chicago sobre todo.

En el 84, mi hermano de la vida -y padre y generador de la movida electrónica underground en argentina-, Diego Cid, me convocó para un club de verano en Punta del Este (Uruguay). A partir de allí y hasta la actualidad, seguimos el mismo camino.

Llegaron los clubes emblemáticos de Buenos Aires durante los 80: Freedom, Rainbow, Palladium, Dlight… En los 90, el Morocco (con Alaska como responsable), la Age of Communication y decenas de clubes underground donde fui residente, partícipe o fui booker, y que marcaron la escena para siempre.

Hacíamos sonar todos los géneros que iban saliendo en tiempo real. Luego vinieron las grandes marcas, festivales y radios y tuve gran popularidad en Argentina y Sudamérica, lo que repercutió en Europa y USA gracias a mis constantes viajes a Ibiza, Londres, Barcelona o Berlín en sesiones como Cocoon en Amnesia Ibiza y en Frankfurt, Ministry of Sound en Londres, Cream o Crobar en Chicago, Circo Loco en el DC10 o Nikki Beach en Miami y festivales como Creamfields o Sónar.

He producido como solista, he hecho remixes para banda enormes de rock y he creado D+D junto a Diego Cid donde nos llaman pioneros del techno en Argentina. Me gusta pensar que he ido viajando y surfeando la ola hasta ahora.

Has sacado música en sellos tan diversos como Communique, Virgin EMI o Polygram ¿Cómo afrontas cada proceso creativo? ¿Entras al estudio con una idea clara del sonido que quieres sacar en cada sello o creas y después buscas un sello donde encaje?

Depende del proyecto, si es para mí o un remix para un colega o banda. En el segundo caso generalmente ya tengo la idea en la cabeza, al menos para el lado que quiero ir. En el primer caso las ideas nunca están del todo claras y las vas mejorando con horas de estudio.

Si el sonido tiene que ser para algún sello en particular. Suelo explorar por ese lado tratando de complacer el pedido. Si es un proyecto personal, en mi caso no tengo muchas restricciones ni estoy atado a ningún genero. Puede salir techno, electro, acid, deep, disco o breaks. Casi todo en música electrónica underground lo he visto nacer, lo hemos bailado y propuesto a través de los años.

Has actuado en España en varias ocasiones. ¿Qué es lo que más valoras de la escena española? ¿Y (de allá) en Argentina?

En España, como en casi toda Europa, lo que se envidia es la cultura, el poder estar más en contacto con los movimientos de la escena, tener la posibilidad de ver artistas emergentes de calidad constantemente. Casi todo sale de aquí. También presto atención a USA que siempre tiene algo para ofrecer interesante. Toda mi carrera fue un balance entre Europa y USA en mis beats.

En Argentina estamos en un momento engañoso. Si uno ve la escena, vienen decenas de djs internacionales de la más alta calidad por mes a todo el país. Generalmente con gran aceptación y eventos exitosos. Pero por el lado del artista local no es todo tan color de rosa. Lamentablemente las nuevas generaciones de djs y artistas ven ésto desde afuera. Si no estás en los grupos que manejan los bookings es muy difícil mostrar tu arte. Tal vez estemos en uno de los mejores momentos en cuanto a artistas argentinos, pero no se entera mucha gente localmente. Creo que es algo que sufren muchas ciudades donde los productores van a lo básico… se arriesga poco a ese nivel.

via GIPHY

Cómo referente, ¿qué punto mágico encontrabas antes, en el proceso de creación musical, que crees que falta a día de hoy? Y viceversa, ¿qué ha mejorado respecto a los viejos tiempo?

Soy de la generación de Djs puristas. Las producciones discográficas de la primera época eran todo un proceso de estudio al que no estaba acostumbrado, ya que no tenía nociones musicales y lo hacia por el compromiso adquirido, salvo con D+D que no teníamos red. Pero nunca fui de comprarme hardware ni interesarme por la producción musical. Había que recurrir al amigo que tenía su estudio armado y obviamente podía plasmar tus ideas de una manera mejor. A partir de ahí, varias horas de estudio y salía el producto final. Al no tener una gran experiencia en el estudio, mi trabajo, según mis amigos más metidos en ese mundo, es casi artesanal.

No uso plantillas ni sonidos pre grabados. Generalmente hago todo de cero, me resulta más auténtico. Un par de syntes, algún bass station y varios plug ins me bastan. Se que hay muchas formas más modernas y hasta tal vez más útiles, pero no me vuelvo loco en ese aspecto. No tengo esa base.

Es mucho más accesible ahora todo para el producer, y aún más para el dj. Con la industria produciendo nuevos productos y djs constantemente no hay casi filtro: tu sello, tu home studio, tu plataforma, tu ganancia… Antes si tenías que mandar algo importante a un sello, lo sufrías. Eran todos artistas serios que uno admiraba. Músicos, la mayoría ahora convertidos en leyendas.

Recientemente lanzabas Lowww Ep. ¿Qué historia querías contar con este viaje musical?

En Lowww Ep para Rural Recs de Christ Burstein, muestro lo que hablaba unas líneas más arriba. Son tracks que contienen varios géneros dentro: deep, acid, electro, techouse, vocales oscuras y sonidos industriales. Todo dirigido a la pista, como la mayoría de mis producciones. No hago música pretenciosa, todo se basa en el groove y en el baile. El remix está a cargo de mi gran amigo Jorge “Chicho” Ciccioli.

¿Qué es lo próximo que vamos a encontrar de Diego Ro-K?

Estamos terminando un Ep nuevo con D+D y creando un show audiovisual multi-formato que se llamará Amalgama. Allí vamos a poner música en todos los formatos, vinilo, cdjs y controllers, con producciones propias y ajenas de todos los tiempos. Todo acompañado con imágenes 360º. Además sacaré un nuevo Ep para Playground Records de Buenos Aires, que además tienen base en Barcelona.

Diego Ro-K en una palabra

¿Un referente musical?

Andrew Weatherhall

 

¿Un sello discográfico?

Compost Records

¿Directos o estudio?

Directos

¿Club o festival?

Ambos

¿Otro hobbie a parte de la música?

La cocina

¿Tu palabra favorita empezando por R?

Rock

¿Una película?

El Ansia

¿Una persona que te haya marcado?

Diego Cid


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
#INSTAGRRRAM